Bienvenidas sean, gentes de
La Codosera
y de más allá de este bendito lugar

 

   El habla de La Codosera, como localidad de la Raya fronteriza, está cuajada de palabras procedentes de Portugal. Fonéticamente (junto a Villar del Rey), son los únicos pueblos en toda la región extremeña que tienen la peculiaridad en los que el fonema "s", de origen portugués, sustituye al fonema "c/z", castellano..

   El contacto secular de culturas y el intercambio económico y humano que ha existido (y que aún existe) en esta zona transfronteriza, conlleva el dominio de ambas lenguas en algunas comarcas y en sus aldeas, tales como El Marco, La Rabaza, La Varse, Bacoco, etc..en las que tanto se utiliza el castellano como el portugués de forma indistinta. Por todas estas causas, se ha llegado a crear una forma de habla denominada "portuñol", en donde el español o el portugués hablante emplea frecuentemente el léxico y acepciones del otro idioma, estando esta costumbre más extendida entre los hombres que entre las mujeres.

   La influencia del habla portuguesa se refleja con mayor intensidad en el empleo de los toponímicos, cuando de antepone el artículo a los nombres propios de las localidades como: La Codosera, La Rabaza, La Centena, La Esperanza, La Urra, Cerro do Castelo, el Caserío os Corchos; en los pasos de montaña, como: Portilla de la Fragallanza (reyerta), en ríos y regatos, etc.. Tenemos que destacar el famoso santuario mariano de nuestro pueblo, que tiene nombre portugués: Chandavila (o Cha da Vila), que significa (según Francisco Barroso): suelo o lugar de la villa.

   También es frecuente el uso de lusismos en el vocabulario que marca las actividades laborales, en las prendas de vestir, en ciertos dichos y refranes, en los motes y apodos, es ésta de los apodos una costumbre  que está, por otra parte, muy extendida por todas las zonas rurales de la región, etc.

   Las causas de que en toda este área se hable portugués se debe a la masiva afluencia de emigrantes de este país acaecida durante el siglo XVIII. Sin embargo el origen del habla portuguesa de La Codosera es más actual, pudiendo situarlo a finales del siglo XIX y a lo largo del siglo XX (según Jose Luis Martín Galindo).

   En la realidad, hoy casi todos los habitantes de esta zona son bilingües, y las personas mayores tuvieron que aprender el español en las escuelas. Como además, mantienen una fuerte relación familiar y de vecindad con los habitantes de las aldeas aledañas portuguesas, ya que son frecuentes los matrimonios entre ellos, y existe una gran similitud de costumbres, es por lo que esta forma de lenguaje conserva su pujanza intacta, teniendo en cuenta también que son frecuentes los cambios  de domicilio a uno y otro lado de la antigua Raya fronteriza.

ALGUNAS PALABRAS SINGULARES UTILIZADAS EN LA CODOSERA

Acalitro: Eucalipto Chero: Olor Giratoria: Arado Pelachón: Pajarillo
Afoto: Fotografía Chinato: Piedra pequeña Gorrón: Canto rodado Pelúa: Helada
Ajundeá: Tirar Chingá: Copular Guarraso: Caída Pellisa: Abrigo de piel
Alcagüete: Enterarse de
algo ajeno y pregonarlo
Chirichi: Ido
 
Guelas: Amígdalas
 
Penca: Burra
 
Alilalla: Cuento Chiringá: Meada Gurrupato: Copular Pendejos: Cosas
Alpargata: Vulva Chufla: Bofetada Habichuelo: Judía verde Penico: Escupidera
Amargusean: Amargan Churriscao: Tostado Indilgá: Indicar Penícula: Película
Amiero: Álamo negro
 
Churrumicle: Copular, cohabitar
 
Indisión: Inyección
 
Peñascaso: Pedrada
 
Anclá: Tieso Desaborío/a: Soso/a Jabatá: Corte profundo Pepita: Lengua de gallina
Andispué: Después
 
Descancaná: A las claras
 
Jalamía: Delgada, hambrienta Pergaña: Cabillo de una espiga
Ansina: Encina
 
Descante: Baile de boda
 
Jaluso: Goloso
 
Perná: Rama que parte del tronco
Antonse: Entonces
 
Despernicao: Abierto de piernas
 
Jamacuco: Perder el conocimiento Perronilla: Dulce
 
Apalpa: Toca Despilfarra: Gastar mucho Jamelga: Piropo Perronilla: Piropo
Apañá: Competente
 
Diendo: Yendo
 
Jamondá: Gorda
 
Pescosón: Pegar en el cuello
Arbolaria: Escandalosa
 
Doblao: Desván
 
Janchá: Romper
 
Picá billete: Salir de estampida
Arresío: Helado de frío Dúa: Piara de cochinos Jarreó: Pego Pichá: Incitar al perro
Arriente: Cerca
 
Echanquetá: Estropeada
 
Jase: Hace
 
Pingolla: Parte alta de los árboles
Asao: Vasija para el agua
 
Embajiao: Algo que está en mal estado por falta de sal Jedó: Olor
 
Pirulín: Pene
 
Atajarre: Cincha, aperos
de las bestias
Embarracao: Encelarse
 
Jerrumbrosa: Ferruginosa
 
Pitera: Herida
 
Bagasete: Aguardiente Empellicao: Lomo de vela Jilbán: Hilo para coser Pitorra: Excremento
Baldra: Estómago Empercudío: Borracho, sucio Jilván: Copular Pitusa: Espabilada
Bariso: Palo para la lumbre
 
Empesquerao: Proteger un terreno contra las crecidas Jimplío: Suspiro
 
Podón: Herramienta
 
Bariso: Vara larga Encandilao: Despierto Jinchonazo: Golpe Podón: Torpe
Barruntar: Oir
 
Encaramao: Subido
 
Jose: Hoz
 
Posta: Excremento de vaca
Basineta: Escupidera
 
Enchanbellao: Muerto de frío
 
Josico: Hocico
 
Privá: excremento
 
Bebedera: Borrachera Enchavella: Frío, tieso Josino: Hoz Pulo: Salto
Biñuelo: Churro Enguachinao: Pies húmedos Jumero: Hogar, cocina Ramajo: Escoba
Birloche: Botón, mando
 
Enratao: Harto de comer
 
Junsia: Ambiente poco propicio Ransioso: Envejecido
 
Boliche: Juerguista Entenguesío: Tiritando Junsia: Junco Raspalija: Roza
Botifarra: Bota grande Escabreado: Enfadado Leva: Canal Reliente: Brisa fresca
Braguetaso: Casarse por el interés Escalamocao: Señal de deterioro en la porcelana Lobera: Herida
 
Repanchingá: Estirarse
 
Bretones: Espigas de la col
 
Escalamucao: Señal de deterioro en la porcelana Lumbrarata: Hoguera
 
Repilfora: Espabilada
 
Bucheta: Hucha Escamujiste: Te fuiste Llantas: Piernas Resensio: Rocío
Cabá: Cartera de colegial Escancaná: Abierta Llaves: Cadenas Resoplío: respirar fuerte
Cabaco: Trozo de madera
 
Escascarillao: Señal de deterioro en la porcelana Machá: Hacha
 
Retorsío: Torcido
 
Cabeso: Montículo
 
Escorjao: Decaimiento
 
Macha: Paliza
 
Rujento o Arrujento: Oxidado
Cadí: Caí Escuchimisao: Delgado Macharife: Apocado Safarrancho: Roto
Caganeta: Excrementos de cabra Escuchimisao: Flaco
 
Magusto: Castañas asadas
 
Sajurda: Zahúrda
 
Cagansia: Excrementos Escurca: Escoje Maltés: Granuja Salpinfora: Espabilada
Caldivana: Mucho caldo
 
Escurrepiche: Escurrir
 
Mangajón: Calzonazos,
que la mujer manda en él
Salpullío: Irritación de la piel
Calsona: Braga Espelechao: Deshilachado Manoto: Exagerado Samacuco: Hombre astuto
Calsones: Calzoncillos Espelujao: Despeinado Mantú: Animal mimoso Samargullo: Aguadilla
Cambalache: Trasto Espolio: Escándalo Masaroca: Mazorca Sancajaso: Tropezón
Campanillo: Cencerro Estacaso: Golpe Matanchín: Matador Sancajo: Talón
Canastrazo: Caer al suelo Estalache: Establecimiento Maúro: Maduro Sangamulo: Vago
Canchales: Muchas piedras Estallío: Golpe Meurra: Piropo Sangarrón: Vago
Caneco: Copular
 
Estellesa: Autobús
 
Mijirrinina: Un poquito de alguna cosa Sanlásaro: Mal vestido
 
Canilla: Tobillo Estirajarse: Acostarse Miollo: Miga de pan Sapatiesto: Bronca
Cansí: Aperos de labranza Estravesá: Abrir surco Mirla: Piropo Sapatúa: Aceituna vieja
Cantaera: Estantería Estrujá: Apretá Mistos: Cerillas Sínfano: Mosquito
Cantrullero: Cotilla Estrumpío: Golpe fuerte Mitra: Bofetada Sorrera: Mucho humo
Caroso: Semilla Fanfarrio: Presumido Mocarrallá: Mocos Sorrino: Pillín astuto
Carqueja: Pelo ensortijado
 
Fanoco: Trozo de pan grande
 
Modorro: Tonto
 
Sumanta: Paliza
 
Carrajilera: Hilera Farfalla: Descuidado Mofora: Atmósfera Suñe: Mucha velocidad
Carrilano: Vagabundo Farragua: Mal vestido Morgañera: Sueño Surita: Silenciosa
Cascarria: Suciedad Farrancachola: Juerga Morgaño: Arado Surrumicle: Pájaro
Cataplines: Testículos Farrumbá: Caerse una pared Morrá: Bolso grande Tarabilla: Lengua
Caube: D.K.W. Fínfano: Mosquito Morseña: Pavesa Tiraó: Tirachinas
Clarivete: Copular
 
Flacuyento: Flaco
 
Mosingona: Moza
 
Tisón: Trozo de madera quemada
Cogolla: Parte alta de un árbol Forruncha: Navaja mellada
 
Nariguera: Mocos
 
Tomba: Trozo de césped
 
Corchú: Bruto Fradiño: Judía Ñorda: Excrementos Toronjina: Mandarina
Crujío: Golpe Fumó: Irse Pachanga: Furgón Trapicallo: Trapo sucio
Cuanti cuanti: Poquito Furriola: Juerga Palisa: Paliza Trasmonte: Irse
Cucufata: Piropo negativo
 
Galguero: Gañote, cuello
 
Papá: Cara
 
Trimotó: Vaso grande de vino
Cutuvía: Alondra Galipo: Esputo Papalla: Vagina Trinque: Sorbo
Chalella: Aperos de labranza Gallúa: Bofetada Paparbilla: Lamprea Truje: Traje (de traer)
Chambra: Borrachera Gandallero: En la calle Pardá: Gorrión Tumba: Cama
Changao: Estropeado Gandú: Holgazán Parreca: Vulva Tupio: Atascado
Chapeta: Cabeza
 
Gandumba: Holgazán
 
Pasaera: Piedras para pasar el río Uré: Laurel
 
Charifa: Vulva Ganivete: Copular Pavo: Esputo Vide:
Charrueco: Arado Gañuto: Zurdo Peaña: Pié grande Virují: Corriente de aire
Charrueco: Vaso de vino Garduño: Pies Peaso: Trozo de una cosa Visalma: Lelo

Chasina: Embutido

Garrulo: Cateto Pebete: Cuello Zumbió: Explosión, golpe

Pedro Cordero Alvarado

VOLVER A CURIOSIDADES
 

 
 

                                                                                  diseño y alojamiento - Portal de La Codosera- © Copyright 2008 - Aviso Legal