Bienvenidas sean, gentes de
La Codosera
y de más allá de este bendito lugar

 

   La época contemporánea comienza en La Codosera, sin muchas variaciones respecto a la época anterior, se vuelven a recrudecer las guerras entre portugueses y españoles, (los primeros toman posición al lado de la coalición formada por austriacos, holandeses e ingleses a favor del Archiduque Carlos de Austria, contra Felipe V de Anjou, por la sucesión al trono de España, que se originó tras la muerte sin descendencia de Carlos II).

   Los portugueses vuelven a introducirse con un ejército en España a través de La Codosera y comienzan a recrudecerse las batallas y los saqueos, siendo tomada de nuevo La Codosera junto con Alburquerque, hasta que ambas parten llegan a un acuerdo en el año 1.711, volviendo la población a La Codosera en el 1.715.

   Transcurrido el primer cuarto del siglo XVIII, y gracias a un periodo más o menos largo de paz y tranquilidad en la frontera, La Codosera empieza a repoblarse poco a poco, y pasa más o menos a tener unos 520 habitantes, que se dedicarán a la agricultura y ganadería, echándose de menos la explotación de la minería.

   Las comunicaciones desde La Codosera a otras localidades eran difíciles y llenas de obstáculos. Los caminos eran prácticamente intransitables y la población disponía de escasos recursos. A finales del siglo XVIII, asistimos a la venta de propiedades por parte del Duque de Alburquerque en La Codosera a sus vecinos.

   Sin embargo, poco dura la paz, nuevamente la guerra hace su aparición, esta vez, propiciada por la entrada de tropas españolas en Portugal, al mando de Manuel Godoy por la parte de Extremadura, que ocupan varias plazas portuguesas, a este conflicto se le llamó "Guerra de Las Naranjas", y se puso fin al mismo mediante el tratado de Badajoz. Pero nuevamente se vuelve a recrudecer la guerra, esta vez contra la ocupación francesa en España.

   Se crean Juntas Locales de Defensa, entre las cuales La Codosera, forma parte de la creada en Alburquerque, y que aportó a la misma, recaudaciones en cereales, dinero y el alistamiento obligado de personas comprendidas entre los 16 y los 45 años, que en muchos casos pasaron a formar parte de las Partidas "guerrillas", donde destacaron los voluntarios de La Codosera, mandados por el Capitán Don José Gómez de la Vera y que corrieron en ayuda de Villar del Rey (atacada por los franceses), en Mayo de 1.809.

   La etapa de la guerra con los franceses, trajo como siempre, el robo, la rapiña y la destrucción de la comarca, por parte de estos, hasta su expulsión del territorio, después de encarnizadas luchas, en el año de 1.812.

  A partir del año 1.814, empiezan a percibirse cambios en La Codosera, producidos por la caída de los regímenes señoriales, y ponen fin a los diezmos y prebendas de las que gozaban los señoríos. Las propiedades empiezan a ser vendidas y pasan al poder de vecinos de la villa, aunque la mayor parte de las grandes propiedades siguen en manos de la corona, la nobleza y el clero.

   Corriendo el año de 1.834, otro hecho tuvo lugar por sorpresa en La Codosera: la entrada por la frontera de Portugal de tropas Carlistas, las cuales estaban en guerra con los partidarios de Isabel II, y encontraban cobijo en Portugal, después de sus saqueos y sabotajes por toda la comarca.

   La agricultura seguía siendo el principal sustento de los vecinos de La Codosera, aunque la minería les proporcionaba adicionalmente algún tipo de actividad (piedras de cal, pizarras "lanchas" para la construcción, un polvo llamado "solimán" para limpieza de objetos metálicos y piedras extraídas en la zona de "La Pedrera", cuyo uso era destinado para afilar guadañas, podones, etc..). La pobreza, plagas, inundaciones, heladas y sequía (y por si fuera poco una epidemia de cólera, que en La Codosera produjo la muerte de treinta y ocho personas en poco más de tres meses), hizo la vida difícil en la comarca, que a pesar de ello sufrió un ligero aumento en su población.

   En 1.864 se produce un hecho importante para La Codosera (el acuerdo entre España y Portugal, por el cual se delimitan claramente las fronteras entre ambos países), acabando así con las disputas por tierras de dudoso origen, que habían dado lugar a enfrentamientos "reyertas".

   Se observa una repoblación y el nacimiento de caseríos próximos a la "Raya", que en algunos momentos aparecían como despoblados y vuelven a habitarse.

   Estos caseríos, en algunas ocasiones, tienen su proyección también en la parte de Portugal (El Marco), y son de clara influencia portuguesa en sus construcciones, así como en su cultura (idioma español y portugués).

   Los caseríos aparecieron como consecuencia del fin de las guerras entre España y Portugal.

Mapa de principales asentamientos de población localizados en el término de La Codosera

PULSAR SOBRE LA IMAGEN PARA AMPLIAR

Dibujos: Luis Alonso Rubio Muñoz



1: El Marco

2: La Tojera

3: Monte Viejo

4: Los Bastos



5: La Centena

6: Bacoco

7: Pan de Trigo

8: La Varse



9: Las Juntas

10: La Vega

11: La Rabaza

   Las guerras coloniales (Cuba y Filipinas) y los motines campesinos que se desarrollaron en la segunda mitad del siglo XIX, tuvieron participación de los vecinos de La Codosera, aunque no tenemos los suficientes datos para ampliar este tema, solo como muestra podemos citar los casos de dos vecinos que dejaron su testimonio: Salvador Calderita y Leocadio Barroso, que estuvieron en las guerras de Filipinas y de Cuba respectivamente.

   Y con esta etapa histórica, damos momentáneamente por cerrada, esta Historia de La Codosera (a falta de nuevos datos para su continuación).
 

 

                                                                                  diseño y alojamiento - Portal de La Codosera- © Copyright 2008 - Aviso Legal