Bienvenidas sean, gentes de
La Codosera
y de más allá de este bendito lugar

 

   Los actuales símbolos de La Codosera fueron aprobados por el Ayuntamiento Pleno, en sesión celebrada el 19 de Noviembre de 1996, y por orden de la Consejería de la Presidencia y Trabajo de la Junta de Extremadura de 5 de Noviembre del año 1997. D. O. E. nº. 136 de 22 de Noviembre de 1997.

Uno de los símbolos que representan a la Villa de La Codosera, es su bandera:

   La bandera presenta una forma rectangular, de proporción 2:3, formada por tres franjas horizontales, siendo la central de color amarillo de doble anchura que las otras dos  que son de color verde. En el centro del paño se carga el escudo de la localidad.  


 

El otro de los símbolos de la Villa es su escudo.

  Su definición oficial es: Escudo mantelado. Primero, en campo de plata un dragón de sinople. Segundo, en campo de oro, dos palos de gules. En mantel: En campo de gules, un castillo de oro aclarado de sinople y mazonado de sable. Bordura, en campo de sinople, cinco flores de codeso de oro. Al timbre, una corona real cerrada.

   El blasonamiento del escudo codoserano, según las seculares órdenes armeras, es:
En campo de gules, un castillo de oro, aclarado de sinople; mantelado, primer mantel, de plata, un dragón de sinople; segundo mantel, de oro tres palos de gules; bordura general de sinople, cargada con cinco flores de ocho pétalos de oro; al timbre una corona real cerrada.

   También se puede ver este escudo situado sobre dos templetes de mampostería a las salidas del pueblo (uno junto a la granja "El Cruce" y el otro en el camino de Chandavila), son de azulejo policromado, ambos con buen diseño heráldico.

   Los dibujos de ambos fueron realizados por: Abelardo Muñoz Sánchez

   OTROS ESCUDOS DE ARMAS EN LA CODOSERA

   Por ser La Codosera villa de señorío, hay pocas muestras armeras en la localidad. Tan solo un viejo escudo perteneciente a los antiguos señores con las armas de los DE LA CUEVA.

El escudo se encuentra sobre la fachada de la vieja posada, situada en la calle Santa María nº 4. Traen por armas  los del linaje DE LA CUEVA: En campo de plata, un dragón de sinople saliendo por la boca de una cueva; mantelado; 1º y 2º : De oro, un palo de gules. El emblema se timbra con una corona de duque, con grandeza de España y se orla con el collar de la Orden del Toisón de Oro.

El escudo está realizado en granito y presenta un perfil doblemente apuntado en el jefe y la barba en forma de aseo canopial, todo el conjunto se cobija bajo un alfiz mistilíneo, que también es de granito.

Este escudo fue concedido a Don Beltrán de la Cueva, el 26 del XI de 1464, por el rey Enrique IV, y pertenecía a los Duques de Alburquerque.

   También aparecen alusiones a otros escudos situados en la Casa Consistorial y en la real cárcel, por parte de Tomás López Vargas Machuca, de la misma familia DE LA CUEVA, haciendo definición de los mismos, pero que hoy en día se encuentran desaparecidos.

  

   En la fachada de la casa nº 25, situada en la calle Rica, existía un viejo escudo de armas, esculpido en berrueco, que desapareció de allí a finales del siglo pasado, por reformas en la casa. El escudo fue situado en el suelo del corral de la casa. Posteriormente el blasón fue deteriorándose y rompiéndose en trozos.
 

Blasonamiento.- Aunque el escudo se encuentra roto en varios pedazos, aún podemos intentar su definición: Trae por armas un campo compartido. 1º.- Una torre en el jefe, el resto le falta; 2º.- Una banda sobre el campo; cortado; con cinco roeles - o bezantes - puestos dos, dos y uno; ignoramos sus esmaltes. El perfil del campo es de estilo clásico colonial y se acola sobre una cartela, todo ello de granito, como decimos.

Por la forma que presenta la silueta del campo, y por las volutas de la cartela, este emblema podía fecharse entre los años finales del siglo XVII y mediados del siglo XVIII.

   Según Luis Alonso Rubio, esta casa fue vendida en 1838 por la familia apellidada Piernas González, a la familia Mero y Osma (1º apellido de cada uno de los cónyuges). Posteriormente la casa pasó por generosa cesión a la familia Pulido, que fue la causante de la reforma en la fachada, y de la desaparición de la misma del escudo, y su posterior depósito en el corral, donde acabó deteriorándose.

   En Chandavila, y más concretamente en el coronamiento del altar de la Iglesia, también podemos advertir un escudo espurio con unas pretendidas armas -que nunca fueron- de la ciudad de Badajoz.



Foto: Jose Eugenio Caballero Zamora


 

Blasonamiento.- Trae por armas el escudo de referencia:

   Sobre un campo de azur, dos columnas de plata, terrasadas de sinople puestas al palo y colocadas en faja, con la filacteria ‹‹ PLUS ULTRA ››, en letras de sable, acostadas por dos leones de gules, empinados a sus fustes. Al timbre una corona real abierta.

   El escudo, que está policromado, tiene un perfil clásico apuntado -mal llamado de estilo francés-.




Foto: Jose Eugenio Caballero Zamora

 

   Al otro lado, en el retablo mayor de la iglesia de Chandavila, advertimos un escudo, gemelo al anterior, que luce por armas:

   Sobre un campo de azur, una columna de su color, terrasada de sinople y sumada de una imagen de plata, acostada por los luceros, también de plata, la columna va acompañada, a ambos flancos, por dos árboles de sinople. Se timbra con una corona real abierta.

   No sabemos a quién o qué es lo que pretende representar este emblema, acaso quisieran ser las armas del santuario de Chandavila.



Foto: Jose Eugenio Caballero Zamora

Pedro Cordero Alvarado

VOLVER A CURIOSIDADES
 

 
 

                                                                                  diseño y alojamiento - Portal de La Codosera- © Copyright 2008 - Aviso Legal